سعيد ألفين ثمانية عشر






           En mis épocas de consumo frecuente de A., C., A2. y R.(como bien diría Alicia Kopft en su libro "Hermano de Hielo), solía justificarme a mí mismo cantándome una milonga que decía así: " Isra, tu único compromiso es con la escritura, pasa de Ellos. Mientras escribas, todo vale".  Además, de prepotente: tonto.
A día de hoy no consumo absolutamente nada de A., ni  de C., tampoco de A2., ni mucho menos R. Nunca, ni recreativamente, ni como motor para vivir. Uso drogas legales, eso sí. Previa, valga la redundancia, prescripción médica. No las obtengo en el mercado negro como ya alguno de ustedes supongo que suponen.
¡Ay!, una de las cosas que me he propuesto para este nuevo año es intentar no meterme en cerebros ajenos. Cuanta prepotencia tiene el ser humano. O al menos, Yo la tengo. También ,procuraré a lo largo de los tiempos venideros, invadir tan sólo la vida de los otros para imaginar como sería llevar sus zapatos, y así, ser más tolerante y no creerme el centro del Universo.

Bueno, sigamos con el compromiso con la literatura. Ahora sobrio e irresponsable, acudiendo a este blog lo justo y necesario y utilizando citas de otros para compartir la dosis mensual de música.

Pues aquí estoy otra vez, llenando esta pantalla en blanco para desearles con cinco días de retraso que la vida nos les cause dolor a lo largo de 2018. En principio, "sólo" eso.
He aquí el puñado de canciones que me acompañó durante el abstemio mes de Diciembre.
Zoriontsu 2018, feliç 2018... feliz 2018.( سعيد ألفين ثمانية عشر)
Besos y abrazos para todas y todos.  Playlist Diciembre

pd: A ver, a las cosas por su nombre. A, A2, C Y R: Anfetamina, alcohol, cocaína y Rubifen.

Dos cosas más:

  • Cosa primera: No tengo whatsapp, ni uso redes sociales. Pero leí uno de los cientos que le llegaron estas fechas a mi madre que me encantó. ¿Sabeis que, supuestamente, el origen de todo este "tinglado" llamado Navidad es una pareja de refugiados y un niño que huyeron perseguidos a Belén?. Ojo. 
  • Cosa segunda: ¿ sabéis que en Yemen la cosa está un poco más que negra y hay un grupo de gente que se llaman " Solidarios sin fronteras" que están allí arriesgando su vida y funcionan mejor que bien y qué con muy poquito que hagas haces mucho?. ¿ imagina que bonito sería que a lo largo de tu vida alguien te dijes: "me  has salvado la vida"?.  ¡Joder!, que está en nuestras manos, desde nuestro confortable hogar, el permitir que otro ser humano consiga vivir. Sólo por eso habría merecido la pena vivir, ¿no? . Pues si te mola la idea, aquí te dejo una pista de lo que tienes que hacer, pincha aquí y dona algo: Solidarios sin fronteras    




Comentarios

Entradas populares