Slowroll(Miedo y asco en mi mente)






" Hay pecados que cometes de los que no puedes recuperarte sin importar cuánto lo intentes. Simplemente no puedes. Es como si el Diablo esperara a que tu cuerpo se rindiera.
Porque sabe que... Él sabe que tu alma ya le pertenece. Y entonces pienso que no existe el Diablo.
Mueres, y Dios dice:"No. No, no puedes entrar. Tienes que irte ahora. Tienes que irte lejos y tienes que estar sólo. Tienes que estar sólo para siempre."


Dennis Lehane, " The drop"(La entrega).


¿ Conocéis palabras para expresar y justificar el miedo y la ira sin caer en la auto-compasión y el exhibicionismo?.
Yo no.
Salir de casa y tratar de ocultar por unas horas un  inmenso complejo de inferioridad sin la ayuda de la cocaína y la anfetamina es muy difícil. Después, en tu habitación lo dejas salir, campa a sus anchas y te golpea. Y golpeas a los que no pueden defenderse, tan asustados porque no saben a quién se enfrentan; ¿ a  un loco?,  ¿ a un mártir?,  ¿ a un enfermo? ,   ¿ a una víctima? o ¿ a un auténtico cabronazo sin dobleces?.
Pues se enfrentan a un ser humano perdido en su propio vertedero interno. Un eterno aspirante a misántropo y sociopata.
Miras a tu perro, miras a tus posesiones materiales, aprecias la tranquilidad del instante y te sientes agradecido.  Te propones la utópica tarea que es recuperar el tiempo perdido. Es muy bonito escrito, pero es una mentira, no se recupera. No existe. No es orgánico ,  tampoco inorgánico, tan sólo es la concepción que tenemos de un recuerdo. No es ni tan siquiera un recuerdo.
        Apartarte de todo sin saber si quieres apartarte. Esa es la solución. Estoy aprendiendo a escuchar al dolor en la soledad. No miento en soledad. No "actúo" en soledad. No daño en soledad.
Correr hasta vaciarse, hasta quedarte sin fuerzas, hasta perder el conocimiento, hasta el punto de conseguir dormir sin la nana y el arrullo diario de las drogas legales. ( No hay nada peor que batirse a las dos de la mañana con tu pasado. El siguiente paso es fantasear con que agredes e insultas a tu familia, amigos, colegas y compañeros de trabajo. También con echar un polvo con alguna o algún conocida o conocido, delirio que dura unos segundos y lo anulas inmediatamente para volver a la ira o el remordimiento. Cuando acumulas muchos años de insomnio no tienes fuerzas ni para masturbarte. Tampoco te ayuda a dormir ,si llegado el caso; como último recurso,te masturbas, pues  lo haces rápido y mal. Por último y no menos importante: el miedo a la muerte y el recuerdo de la infancia, dos de las estrellas más rutilantes de "mi noche". Finalmente, empiezas a conciliar el sueño a las 05:00 a.m, aproximadamente. A las 6: suena el despertador y te odias un poquito más por todo lo que has pensado)
Tal vez nos salvemos; mas no somos capaces de salir de esta" partida" de egocentrismo y consumismo a la que jugamos diariamente con cartas marcadas.
 Huir egoístamente de los humanos sin interesarse por mirar sus palabras, por leer sus gestos, escuchar y compartir nuestros miedos, sentir sus cuerpos. En fin,  sin darme oportunidad a escuchar la respuesta a la pregunta que os formulo al comienzo de este texto. Domina el miedo que se mueve en círculos a una velocidad más alta de la que pueden soportar los latidos de mis corazón. Pum, pum, pum,pum...
El miedo centrifuga todo aquello que habita en el centro de mi caja torácica. A "eso" que desconozco.
Lo más triste de todo es que estoy dispuesto a pelear aún sabiendo que la batalla está perdida.

* Imagen extraída de la película "Redención(Tyrannosaur)" (2011) del director Paddy Considine.

Comentarios

Entradas populares