Para cuando despiertes






" Ahogarse no es tan lastimoso
como el intento de alzarse.
Tres veces, se comenta, un hombre que se hunde
sube arriba a enfrentarse con los cielos que se hunde
y entonces se hunde para siempre.
En esa aborrecida morada, 
donde la esperanza y Él se alejan-
pues Él está asido por Dios.
El cordial semblante del Hacedor,
que sin embargo es bueno contemplar,
es evitado, debemos admitirlo,
como una adversidad."
1718, Emily Dickinson.


Tengo miedo.
Tengo miedo a vivir,
al pasado y al futuro.
a pensar,
mas también me aterra dormir.
Tengo miedo a caminar en línea recta.
Tengo pánico al querer y al sufrir.
Tengo pavor a que mis palabras
 alteren el pulso
del tiempo que nos separa.

¿ Cuándo cesará el latir de mis miedos?
 Yo los alimento;
sueño sufrimientos ,
es mi actuación,
el papel que me he otorgado
en el teatro de la vida.

La luna y su frenesí
sólo mendigan
sin pedirlo,
un poco de afecto.

Lorca; no puedo seguir enamorándome del aire,
flamean las vidas que creo que habitan en mí,
ayer gané una pequeña apuesta sin saber a que jugué;
empiezo a sentirme vacío.

* Imagen extraída de la película "Las Horas"( 2002) de Stephen Daldry.


Comentarios

  1. Impactantes letras...Creo que todos tenemos miedo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa... tus poemas también lo son.(y tus imágenes).
      ¡ Saludos !, feliz tarde.

      Eliminar
  2. Quizá sientas demasiado, una virtud y una cruz con la que hay que acarrear porque no te puedes deshacer de su llamada...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares