El silencio de tus ojos.









Esto es lo que soy- le dijo a la muchacha. Soy absoluta y totalmente este momento. No tengo ni casa ni amigos, ni un pasado, nada que recordar, ni dinero, pero sé que seré feliz…”
El baile de la Victoria”, Antonio Skarmeta.


Nunca te querré como el quinto día.
Jamás me querrás como después de aquellos momentos.
Siempre gana el miedo a marchar de aquel eslabón.
El equilibrio que da el vértigo cuando se acaba,
el funambulista retroalimenta su cobardía con el recuerdo del alambre.
Hoy no consigo aferrarme a tu espalda,
no puedo cerrar las puertas a mi alma.
No vas a escuchar lo que quiero oír,
vas a escuchar lo que soñé que diría alguna vez:
"En tus ojos siempre pasará lo que debiera."

* Imagen extraída de " Los Puentes de Madison". (1995), Clint Eastwood. 



Comentarios

Entradas populares