El Rey cobarde.








“Ganas tú el segundo asalto ,
y lo haces sin mover tus brazos, 
esto sí fue un gran impacto. 
Golpeas bien, lo haces bien.”
Segundo Asalto, Love of Lesbian.

Soledad,
ansiedad,
dolor y cobardía.
Cobardía,
cobardía.
Se me olvidaba : cobardía.
Esas son las bases de mi Torre de Marfil.
No hay que ser poeta para viajar al interior de uno mismo;
hay que ser ciego y egoísta.
Alguien intentó ayudarme, dijo: “ Mierda, eres mierda”,
pero mi torre no tiene ventanas.
Te doy la razón sin escucharte
cuando afirmas que alguien cumplió un sueño
sin dejar de soñar.
Hago el hijo de puta y trazo un corazón,
dentro escribo: “ Estoy lejos de aquí”.
Bajé la guardia un instante y
te llevaste todo, hasta mi odio.
 Con él, mi cordura.
Mierda y bondad,
me derrumbo sin rabia que me sustente,
me estremezco al constatar la fragilidad del ser humano,
incluso el más malvado es sólo futilidad.
 Este ángel sádico sólo tiene recuerdos.
El tiempo como un perro fiel
siempre desemboca a tus pies.
Era Yo quien guardaba los cuervos en la manga:
 Tú, la luz, la vida;
 hermosa paloma negra.
Ya se han suicidado tres estrellas en el cielo.
 Esto no ha hecho más que empezar.

* Imagen extraída de la película "Half Nelson" (2006) Ryan Fleck.

Comentarios

Entradas populares